Trips - Importancia del muestreo de plagas y enfermedades de los cultivos comerciales.

(Trips (“Piojillo”))

RESPONSABLE: M.C. HELADIO SANTACRUZ ULIBARRI

Director de Insumos Bionaturales para la Agricultura Orgánica (IBA)

Profesor Facultad de Agrobiología

“Presidente Juárez” UMSNH”

Cualquier aclaración o duda comunicarse a los teléfonos: 452-5194030 y 452-1146696. Calle Mártires de Uruapan # 6 COL. La Magdalena, Uruapan, Michoacán C.P.60080. NOTA: QUEDA PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL DEL PRESENTE DOCUMENTO, SIN AUTORIZACIÓN DE INSUMOS BIONATURALES PARA LA AGRICULTURA ORGÁNICA.

M.C. Heladio Santacruz Ulibarri

Insumos Bionaturales para la Agricultura Organica

Conceptos del conocimiento científico.

El hombre es superior a las demás especies por manifestar tres habilidades, a decir:

  • a) Habilidad de pensar
  • b) Habilidad de comunicarse
  • c) Habilidad para manejar instrumentos y herramientas de trabajo.

Sin embargo, para generar conocimiento debe apoyarse en aspectos como: ética, moral, fidelidad, responsabilidad y respeto científico

Muchas veces tales temas, no son de uso común o social; del dominio público. Existen confrontaciones debido a la credibilidad religiosa; formación durante la  Así como, vivencias, ejercicios e instrucción académica y científica de las personas.

El hombre de ciencia permanece hasta hoy día como una persona digna de confianza (bautista,  Soto y Pérez 2009). No es común que la gente conozca el desempeño y tarea  de este. No existirían argumentos suficientes para contradecir dicha labor complicada del entendimiento y explicación de los fenómenos que nos rodean en este mundo; Simplemente las personas les  creen. Ante este momento el científico debe obrar con prudencia, no alocarse y perder el piso. El conocimiento nace de lo cotidiano, desde hábitos, costumbres, tradiciones, nivel práctico, conocimiento teórico, científico y hasta de predicción cuando le resulta posible. Sin embargo, este quehacer científico está apoyado por el método científico; Con el que se comprueban los objetivos, hipótesis, leyes y teorías; Se logra su confirmación y su desecho, cuando resultan no funcionales. Además, en el investigador debe existir un gran respaldo, referente a sus valores: Éticos, morales, de personalidad y de éxito en la vida profesional, por sus recursos intelectuales; Y de aquellos valores sociales. Es decir, que siente por las personas de la sociedad que le rodean. Como los entiende. Y hasta qué punto quiere llegar en sus metas de manera conjunta para el progreso; Y no únicamente en lo individual. por lo tanto, cualquier desviación resultaría totalmente catastrófica, como lo indican Bautista et al 2009. Dónde el fraude no tiene cabida; Se refiere a cualquier acción contraria a la verdad y rectitud mismas; Que perjudican a las personas que la cometen. Incurren en un delito, afectándose los intereses y la confianza hacia terceros. Volviéndose acreedores a un castigo y censura.

Volviendo al problema de la ciencia, es totalmente escalofriante, cuando algunos de nuestros profesionistas no logran codificar, ni decodificar estos conocimientos científicos; Aún a pesar que  tengan darlos a conocer en el mundo tecnológico en que están inmersos; Hacia  productores e ingenieros, para explicar tal o cual acción en el mejoramiento técnico de un fenómeno; Como el manejo de la instrumentación necesaria para su explicación y desarrollo; Esto en el plano del extensionismo agrícola. Así mismo, de tener que realizar un diagnóstico y solución de la problemática estudiada. Muchas  veces, por no contar con el suficiente ejercicio profesional; Otras por ver las cosas de una manera simplista, sin profundizar verdaderamente en la significancia del hecho; Otras ocasiones por menospreciar tal o cuál acción debido a que obedecen a intereses de por medio, al llamado o mando de sus jefes, para protección de una labor netamente comercial. O sea, hay inclinación o tendencias, es cuando empiezan a ocurrir enfoques variados a la propia realidad; Incluso desviaciones. Lo cual es aniquilador de la verdad; Tratar de decir que las cosas están bien. y por el contrario a través de los muestreos la situación nos permite conocer la otra cara de la moneda. Hago énfasis porque en la vida real, cuando no cumples metas y objetivos; Dónde no existe un compromiso y responsabilidad social, los alcances son mediocres. La verdad aflora y aun que quieras tapar con un dedo; Es un error, no es posible; lográndose únicamente el fracaso. Todo lleva una serie de métodos y técnicas de estudio, de enseñanza, respeto, responsabilidad y honestidad. Debe ser el sello de la calidad total. Además, cumplir justo a tiempo, conforme a lo planeado y establecido.

Lo anterior se complica aún más, cuando tienen que intervenir varias personas para tomar una decisión equívoca. Por ejemplo en un caso muy especial es lo referente al análisis físico-químico, de fertilidad de una muestra de suelo, y su interpretación: Se puede lograr y programar un tamaño de muestra para un análisis del suelo. Al realizar la toma de muestra, se  cometen errores como: colectar la muestra  desproporcionalmente del sitio en que se localicen el mayor número de raíces alimentadoras. De haber sacado un volumen de suelo muy reducido; O en contra parte una gran cantidad del mismo. De no lograr una perfecta distribución del mismo y consecuentemente selección apropiada de las fracciones que conformen la muestra. Así mismo, durante su análisis no empleen el método adecuado de análisis físico, químico, de fertilidad y biológico. También, de adjudicar una interpretación desproporcionada; Como recomendaciones inoportunas, por la falta de experiencia en ese campo. Además, de no emplear totalmente las fuentes, mezclas y cantidades indicadas. Se vuelve contrario a los objetivos planteados y esperados. El rendimiento queda bloqueado ante tal situación. Y es de esperarse un rotundo fracaso económico; Y hasta de Fito-toxicidad y contaminación del ambiente. Y todo por no asegurarse de los pasos de la ruta crítica y del cumplimiento justo a tiempo. Por la falta de responsabilidad; De compromiso social, de no sentir nada sobre la persona a la que estoy sirviendo. Porque probablemente haga el trabajo de manera automatizada buscando solo el fin económico, por el exceso de trabajo y clientes. porque quiero quedar bien, sin importar el cumplimiento total de las metas.

Hoy día, el conocimiento debe ser profundo en su estudio para cada disciplina; Se apoya con equipo e  instrumentación de precisión. Como de profesionistas con alto grado de especialidad, calificados, y hasta de científicos para dar una completa explicación de las cosas. hasta cuando acudimos con un médico; Este evitará  darnos su diagnóstico y receta, hasta que de manera previa nos hagamos un grupo de estudios; Muchas veces de manera integral; Y con repeticiones seriadas.

Podríamos señalar que para el caso de un ingeniero agrónomo las herramientas de trabajo no deberían de ser tan simplistas al diagnosticar la presencia del Trips en la flor del aguacate, solo mediante un simple golpeteo en la tabla de escribir. Dónde de manera práctica para ésta situación se han detectado de 8 hasta 12 Trips en una panícula floral.  Contrastando a lo aquí expuesto, hemos estudiado que al procesar ésta misma muestra con la técnica de solución en alcohol al 50 %; Acompañada en el laboratorio de un tamiz de 325 mallas (30 micras de diámetro en poro), cuantificando y observando la población al microscopio compuesto  (biológico), propuesta por su servidor M.C. HELADIO SANTACRUZ ULIBARRI En el año 1987, durante el primer curso de Nutrición y Fito-sanidad, celebrado en la FACULTAD DE AGROBIOLOGÍA  “PRESIDENTE JUÁREZ” U.M.S.N.H. Se ha logrado contabilizar desde 80 hasta 120 Trips por panícula foral. Esto quiere decir que estamos teniendo una diferencia del 90 % de la población total, menos para el caso del método simple del golpeteo. Lo cual es ampliamente diferente para un diagnóstico; Así como las medidas de solución.

Hoy día encontramos un sin número de problemas en el diagnóstico, por señalar para la antracnosis del fruto del aguacate. dónde en la actualidad existen por lo menos tres especies del hongo COLLETOTRICHUM: C. GLOEOSPORIOIDES; C. ACUTATUM Y C. BONINENSE. Los cuales manifiestan alrededor de unas 45 sintomatologías variadas al atacar distintos órganos en el vegetal aguacate de Michoacán. Y si no realizamos un diagnóstico mediante la técnica de PCR’S; Esto acompañado de emplear materiales prohibidos biológicamente como: Los extractos de lombricompostas vía foliar; De emplear mezclas de químicos; También sulfocalcicos; Biológicos; De inadecuada fertilización foliar; Sin tomar en cuenta la dureza de aguas y su pH. Las cosas se complican cada día más y más. Por lo que no debemos obrar de una manera simplista, al recomendar la aplicación de dos fungicidas, dos insecticidas; Acompañados con aminoácidos y hasta cloro comercial. Mucho menos el abuso de mezclas sulfocalcicas, de mezcla bordelesa. Por qué lo único que vamos a encontrar es una resistencia cruzada (En que el frutal es susceptible a la variación y sus recombinaciones genéticas; Como de razas fisiológicas presentes en una misma cepa del hongo en particular para cada especie) Al empleo de nuestras medidas convencionales en su control y prevención. De ahí la importancia de que logremos dar otro enfoque en nuestros estudios biológicos para las huertas de aguacate y cultivos en general. Cambiar hacia una nueva cultura de trabajo. Con metas tangibles y contables.

El estudio de cualquier fenómeno y hecho biológico no es como las matemáticas, donde a + b = c; O bien, Que  1 + 2 = 3. Ya que existe al menos alguna parte de la población de individuos con variabilidad genética por ejemplo: En un grupo de semillas. Que las obligamos a su germinación homogénea, para así sub-cultivarlas in vitro, pero éstas no responderán a un arreglo estadístico de variable alguna, como la emisión de brotes adventicios con la aplicación de Bencil Adenina o Aminopurina. Y cuando vienen los resultados al no existir diferencia estadística (P= 0.05) Significativa en la respuesta, decimos que no sirvió el experimento. Esto no es cierto. Porque, al menos una planta que haya respondido a tal evento, estamos asegurando su sobrevivencia y rescate; Esto mismo le aconteció en los 80´s al DR VICTOR VILLALOBOS ARAMBULA En PINUS RADIATA para Canadá. Y aún la des-uniformidad de respuesta logró rescatar la reproducción y propagación de ésta especie en vías de extinción. De tal forma que le dieron mención honorífica en su examen doctoral de grado.

Para nuestras condiciones en el estudio de las plagas, enfermedades y plantas arvenses, es similar; Debemos obrar con cierta cautela; No siendo tan totalitarios, y en cambio dar alguna entrada a la ponderación de eventos y sucesos de un fenómeno en estudio. Esto sin tomar en cuenta que la ecología de los organismos en relación con el ambiente que los rodea tiene un roll de suma importancia en su comportamiento poblacional genotípica  y fenotípicamente hablando; Específicamente sobre su dinámica poblacional, fluctuación durante el año y de los factores que están involucrados en su equilibrio. Sobrevienen una serie de preguntas: ¿Por qué aparece una población, por ejemplo de Trips? ¿Dónde se presentan? ¿Cuándo se detectan? ¿Bajo qué condiciones lo hacen? ¿Cuál es su máxima expresión? ¿Su punto de equilibrio? Y ¿Hasta dónde se quiere llegar con el disparo de su población; O bien si no la controlamos ¿Hasta dónde quiere llegar ésta?

Y entran otros factores físicos, químicos y biológicos implícitos en su capacidad de distribución. Que aseguran su supervivencia, como su reproducción. Estos mismos influyen en su tamaño y densidad poblacional. Estos insectos tienen un hábitat o nicho ecológico; También microclima. Estableciendo el desarrollo poblacional y de la propia comunidad.

de tal forma que una población está definida como “Un grupo de individuos de reproducción alogámica de una especie” la cantidad o población de estos se define como “El número de individuos en un área en particular. Atendiendo a una densidad absoluta (total), contra la densidad relativa”.

Y si nosotros no entendemos todos estos conceptos difícilmente nos podemos aventurar a desarrollar lo concerniente a un muestreo de poblaciones.

El Muestreo.

TEORIA Y DEDUCCIONES:

La primera pregunta sería, ¿Quién determinaría el tipo de muestreo?, sistemático: En base a la superficie; Al total de árboles dentro de la misma; Consiste en ubicar un sitio aleatorio de muestreo, enseguida se muestrea cada 10 o 20 individuos en líneas o en círculo al mismo sitio seleccionado para tal finalidad; En todos los casos siguiendo el mismo patrón de monitoreo en la parcela. O bien,  realizar algún cambio si se requieren; Con distribución de sitios, pero con la misma cantidad de unidades por cada de superficie.

También, estratificado y por conglomerados, se pueden estratificar las muestras, cuando las sub-muestras y sub-sitios no contengan la misma superficie, número de árboles y edades distintas, como variedades; Se pueden estratificar las muestras. Pudiéndose dividir las poblaciones en estratos. Siendo mucho más eficiente que el muestreo simple aleatorio; buscando siempre que los individuos que pertenecen a un mismo sustrato contengan la homogeneidad, se toma una muestra aleatoria, a partir de la cual se calculan los estimadores de la media, la proporción, la varianza, desviación estándar y el intervalo. BAUTISTA et al 2009.

MUESTREO SECUENCIAL.

Consiste en evaluar unidades de muestro directamente en campo. Puede ser conforme a las distintas etapas fenológicos del cultivo; O bien, simplemente las distintas fechas de muestreo cada 4 a 8 días, durante el total de días del cultivo. O estrictamente en una de las etapas fenológicas del cultivo floración, flujo vegetativo, crecimiento de fruto. Es muy común para sistemas de manejo integrado de plagas; en reconocimiento del umbral de acción. BAUTISTA ET AL 2009.

CONSIDERACIONES.

Lo elemental, es tomar en cuenta entre el 10 al 30 % de la población total, distribuida aleatoriamente y con uniformidad de los individuos plagados y enfermos dentro de la parcela. Sin embargo, en muchos casos no llegamos a encontrar tales condiciones; Pues los individuos muestreados tienen una distribución heterogénea, permitiendo conclusiones erróneas. Los individuos enfermos y plagados se localizan en parches, manchones, surcos y en flancos alrededor de las parcelas. Además,  muchas de ellas son plagas móviles; Y es cuando el muestreo aleatorio se vuelve totalmente determinístico; O bien, dirigido al individuo y grupo de individuos plagados y enfermos. Y sólo de ésta manera podremos detectar rápidamente el umbral de acción en nuestro cultivo evaluado. No debemos confundir éste hecho, entre lo sistemático y lo determinístico; Sin embargo, ambos métodos y técnicas son de apoyo y aplicables en la vida real.

El muestreo de una población debe buscarse a través de un tamaño de muestra, con un pequeño error (insignificante), no significativo. O en caso contrario tener un gran error. Sin embargo, siempre debe ser objetivo. Quizá no podamos conocer verdaderamente el comportamiento de la plaga y su población; Mucho menos el comportamiento del vegetal y su microclima. Que se desconozca verdaderamente la manera en que debería tomarse la muestra. De ahí la necesidad de conocer primero el universo a muestrear; Como el común denominador de la población plaga en una  área dada; Para decidir técnicamente como tomar las muestras requeridas, atendiendo al método de muestreo y trabajo involucrado. Además, las técnicas y disciplinas apropiadas para tal finalidad.

El muestreo al azar, por ejemplo: tiene cierta probabilidad de ocurrencia mediante propiedades específicas, lo que permite estimar  a los parámetros. Consiste en extraer un número n (tamaño de muestra) unidades de muestreo de una población dada. Apoyándose en las tablas de números aleatorios; Y cuando éste número se repite, debe ser eliminado. Es considerado como un muestreo con elección sin reemplazo. El proceso de elección de las muestras se apoya en cuatro propiedades, como lo señala GÓMEZ, 1985 como sigue: Muestreo simple aleatorio.

1.- Se elige una unidad de muestreo de n componente de la población

P|Xi E  S| = 1/N; Para toda Xi. Todas las unidades tienen una probabilidad de 1/N

Para la segunda elección queda N-1 Unidades de muestreo en la población (Por haber extraído la primera); La nueva probabilidad de muestreo es:

P | Xj E S |I/N-1; PARA TODAS LAS Xj =Xi    

Y así sucesivamente

2.- Probabilidad que una unidad específica de la población sea seleccionada en cualquier nivel de extracción. La primera extracción es igual 1/N

La probabilidad que sea incluida en la segunda extracción, que no se haya extraído en la primera extracción, pero si sea extraída en la segunda, se indica:

N-1/N x 1/N-1 = 1/n   

Dónde Xi,  indica probabilidad de ser o no ser extraída en la primera y segunda respectivamente

Y probabilidad de ser extraída en la tercera vez, pero no en la primera, ni segunda ocasión, quedaría como sigue:

SEGUNDA ELECCIÓN

N-1/N  x N-2/N-1 x 1/N-2 = 1/N   

Ahora bien, la probabilidad que sea extraída en la enésima extracción, sería enésima elección, que no haya sido extraída en la N-1 extracción, quedaría:

N-1/N x N-2/N-1 x N-3/N-2  x. . . x N-n+1/N-n+2   x   1/N-n+N-n+1  = 1/N

3.- Tercera propiedad, la probabilidad de que una unidad cualquiera de la población sea incluida en la muestra, es igual a n/N. en los eventos antes señalados Xi es elegida en cada una  de las extracciones; y al considerar n extracciones, La unidad específica tiene n oportunidades de ser excluida en la muestra. Por lo que para N=3 se tiene lo siguiente:

P/ Xi E S/  =  1/N + 1/N + 1/N  = 3/N  en  general       P /Xi E S/  = n/N

Lo que se representa de la manera siguiente:

P Xi S = 1/N + (N-1/N) x (1/N-1) + (N-1/N) x (N-2/N-1) x (1/N-2) …

1a                       2a

= 1/N + 1/N + 1/N +.  .  . 1/N = n 1/N = n/N

n veces

Por lo tanto la probabilidad de que Xi sea incluida en la muestra = P / Xi  E  S/, es  igual a n/N; esto es   P / Xi  E   S/  =  n/N

4.- Cuarta propiedad. La probabilidad de selección de cada uno delos conjuntos de tamaño n, que constituyen muestras posibles, es igual a 1/N Cn

Demostración: El número de muestras de tamaño n, se forma de una población de tamaño N, dada por la expresión C N n. También por la definición de probabilidad si se tiene Kn muestras de tamaño n, Donde Kn = C N n, de elección de las Kn Muestras de tamaño n, es igual a 1/Kn, la cuál es equivalente a establecer que igual a 1/N C n. De lo que se concluye que:

P (Sn)  = 1/N C n, para toda sn   donde Sn = muestra de tamaño n

Si consideramos una población P= (1, 2, 3, 4); Además n = 2

El número de muestras posibles será de Kn  =  C 4, 2 = 4/2 (4-2) = 6

Las muestras posibles serán n1, n2, n3, n4, n5, n6

La probabilidad de selección de al menos una de ellas sería igual 1/6, y esto es cierto para cualquiera de ellas.

UNA POBLACIÓN.

Es el conjunto de elementos que poseen, cuando menos, una característica en común. Por ejemplo: Los árboles de aguacate de un huerto, puede ser la variedad que se trate. Algo mucho más difícil sería por ejemplo en una investigación de maíz a nivel nacional, pueden ser los distintos tipos de maíces; Como de productores. Lo cuál debería ser  estatal; O bien estratificado, por regiones y subregiones y con un padrón conocido de productores.

De ahí se logra involucrar ahora a la unidad de muestreo; O bien de elección de la muestra, por ejemplo: En un grupo de estudiantes en la universidad, son cada uno de los propios estudiantes. Sin embargo al tratarse de la población en una ciudad; Para tratar de sacar una unidad de muestreo, son las manzanas o cuadras. Las cuales están integradas por un conjunto de personas. En una región y subregión agrícola, pueden ser las huertas, parcelas y fincas, cuyas dimensiones son conocidas.

ASPECTOS PRÁCTICOS

Me gustaría muestrear un huerto de aguacate; Y hablando estrictamente de haber realizado mis cálculos sobre los arboles a  muestrear por huerto. Ahora me encuentro en el primer árbol de colecta de órganos y tejidos. Y al buscar el común denominador de la presencia del Trips como plaga principal del árbol en estudio. Localizo seis (6) distintas maneras en que aparece el Trips en los órganos, como plaga y en cualquiera de sus estadios, estos seis comportamientos son los siguientes:

1 2 3 4 5 6

(­+)

PRESENCIA

(+/-)         (+++) (—) (-/+)

(-)

AUSENCIA

 

Al azar pueden ocurrir cualquiera de las situaciones aquí señaladas: Es decir: La probabilidad de encontrar un solo Trips, digamos por hoja exclusivamente; Por flor y por fruto por separado; para obviar nuestro ejemplo, sería de 1/6. Que cuando observo al azar 10 hojas jóvenes; Flores y frutos por separado, para facilitar la operación, mi probabilidad es de 0.6 de que ocurra cualquiera de las seis acciones antes referidas a lo largo de las ramas muestreadas en el mismo árbol; Con similares ramas jóvenes, o de hojas tiernas; Flores y frutos, con la misma posibilidad natural.

Como ustedes pueden apreciar, estamos siguiendo un enfoque estadístico. La pregunta sería. ¿Por qué apoyarnos con estos criterios y tipo de enfoque numérico? Diría que por seguridad, para no caer en el error de un muestreo simplista. Imaginemos encontrarnos en la situación anterior número 4, de tres ocasiones consecutivas de observancia con ausencia de la plaga referida. Como resultado del diagnóstico diríamos que simplemente no existe la plaga. O bien, que para esa visita en dichas ramas y hojas, no es de interés, y de riesgo.

Ahora vamos al otro extremo, que tuviéramos la situación número 3, que durante tres ocasiones consecutivas se presentó el Trips. Tendríamos como resultado en el diagnóstico, que la plaga del Trips es muy frecuente. Y Por lo tanto como medida de solución tendremos que usar un método de control eficiente o efectivo, porque el común denominador en la presencia de la plaga de estudio, así lo exige.

Vámonos a otro ejemplo, acerca de las poblaciones de los Trips por cada órgano y tejido. Señalando número de individuos por cada hoja jóven, como estudio: Y tendríamos las variables siguientes:

  1. Cero Trips, cero interés de su existencia.
  2. Un Trips en la hoja jóven o incluso en una flor y fruto; Ya puede existir interés.
  3. De 2 a 3 Trips por cada hoja joven o bien por flor y fruto; Tenemos una situación que pasó de ser de interés, a una situación de alarma totalmente.
  4. De 4 a 8 Trips por cada hoja jóven o bien por cada flor y fruto; De ser una situación de alarma, pasa a ser un momento debilitante. Debido a los caminamientos y succión del Trips en los tejidos del mesófilo de la hoja; O de cada flor.
  5. De 9 a 30 Trips por cada hoja jóven o bien por cada flor y fruto; El momento de ser debilitante, pasa a ser un estado aniquilador, ya que al invadir las hojas ocurrirá deshidratación, secamiento y posibilidad de caída del árbol; Aunque no necesariamente
  6. De 31 a 100 Trips por cada hoja jóven o bien por cada flor y fruto; El, momento pasa de ser aniquilador, a una situación devastadora. Además de la deshidratación; Quedan hojas cafés y de caer fácilmente del árbol.

Ahora bien, vamos a meternos a decidir ¿Cuántos árboles deberíamos de tomar en  cuenta para el muestreo de ésta y de alguna otra plaga en un huerto de aguacate? Como respuesta, es muy variable; Depende de varias situaciones a encontrar naturalmente; A decir:

 

 

No. ÁRBOLES

MEDIA

0.1%

1%

10%

30%

1

1-5 Ha

130-650

390

0.39

3.9

39

117

2

6-30 Ha

780-3900

2340

2.34

23.4

234

702

3

31-100 Ha

4030-13000

8515

8.52

85.2

852

2556

4

101-500 Ha

13130-65000

39065

39.07

390.7

3907

11721

 

PRIMERA SITUACIÓN.- Tenemos un huerto de 5 a 10 hectáreas en un lugar plano, con una pendiente entre 1 a 5 %. La  cuál no presenta montículos y relieves que puedan favorecer la expresión  de ésta plaga. Ya que dichos montículos  influyen con menor  humedad atmosférica; Siendo más seca y con temperatura 1 a 2 °C más elevada del común denominador; Que podría favorecer un mayor número de Trips por órgano. Entonces localizaríamos la siguiente naturaleza de muestreo en el huerto plano:

Podemos encontrar, que por comodidad para la primera huerta, deberíamos de muestrear 4  árboles al azar.

Para el segundo tipo de huerta deberían muestrearse 23 árboles de manera pertinente.

Incluso en el caso número 3, nos deberíamos de dirigir a colectar muestras y observancia en 10 árboles al azar dentro del huerto.

Y para la huerta número 4, lo realizaríamos en 40 árboles al azar dentro de todo el huerto.

De antemano conocemos estadísticamente hablando, que mientras menor, o bien más reducido sea el número de árboles a muestrear. Será mayor el error durante el muestreo. Ya que estadísticamente la regla dice que si muestreamos del 10 al 30 % la población de los árboles y plantas de un cultivo dado, nuestro error total será menor.

Sin embargo, ésta regla se rompe, cuando humanamente sea difícil realizar un muestreo en un tiempo dado, conforme a la superficie. Mayormente cuando los criterios del muestreo y colecta de materiales sea distinto entre una persona y otra. Pueda ser que ahí nos la pasaremos toda la vida. Y es cuando debemos pensar en función práctica. De ahí que siempre debemos buscar el común denominador de aquél universo de estudio.  Con lo cual permite evidenciar previamente la situación, de presencia, ausencia; Posibles combinaciones del hecho; Sus grados de ataque, conforme a la población encontrada; Los estadios del insecto; En que sitios se localiza; Cuáles órganos le gusta visitar y habitar comúnmente; O que pueda ser visto con mayor frecuencia. Que prácticas culturales, condiciones climáticas y etapas fenológicas en el desarrollo favorecen su máxima expresión. Antecedentes, causas y otros factores más sobresalientes acontecidos.

SEGUNDA SITUACIÓN. Durante unos muestreos de árboles y colecta, o revisión de órganos, puedo encontrar un segundo evento natural a muestrear, a decir: Imaginase un huerto de aguacate que contiene en una de sus partes un área plana llamada “joya”; Enseguida acompañada por otras tres secciones: mesa, ladera y loma. La pregunta sería: ¿Cómo y cuántos árboles deberían muestrearse? y hacer la colecta y revisión del material indicado anteriormente. La respuesta sería la siguiente:

 

 

No ÁRBOLES

MEDIA

0.1%

10%

NUMERO DE ÁRBOLES A MUESTREAR POR CADA SECCIÓN

1

1-5 Ha

130-650

390

0.39

3.9

2

2

6-30 Ha

780-3900

2340

2.34

23.4

5

3

31-100 Ha

4030-13000

8515

8.51

85.15

10

4

101-300 Ha

13130-39000

26065

26.06

260.6

10

MUESTREO DE UN ÁRBOL DE MANERA INDIVIDUAL.

Pero hablando en planta, como vulgarmente se dice. Ahora me encuentro frente a un árbol de aguacate y quiero muestrearlo para evidenciar la presencia del Trips. ¿Qué debo hacer? ¿Por dónde comienzo para realizar dicha actividad? ¿Cómo lo hago? ¿A qué hojas, órganos y tejidos me debo dirigir?

Como respuesta tendremos lo siguiente: para el que no conozca ésta plaga y comportamiento del Trips, es un insecto que mide 0.7 a 0.9 mm de longitud; Es filiforme y ahusado de los extremos;   Blanco, amarillo, anaranjado y de color  paja a café cuando adulto; Llamado “piojillo” por los productores. Que como adulto al verse acosado se vuelve hipertenso y de movimientos violentos. Gusta de atacar tejidos jóvenes. Le favorece una temperatura de 24 a 30 °C, con una humedad de 30 a 50 %. Su ciclo de vida ocurre entre los 9 a 12 días. Además, pueden observarse de 9 a 11 generaciones al año.

Sin embargo, cuando llego al árbol debo dirigirme a localizar tejidos y órganos jóvenes de preferencia; Es decir,  me dirijo especialmente a las ramas y brotes foliares;  Panículas florales; Frutos tiernos, cabeza de cerillo, canica, aceituna y huevo. Y no a las hojas, ramas y frutos viejos.

Iniciándose en las hojas jóvenes, para ir descartando la población parcial y total de su población. Ya que originalmente al atacar estos flujos vegetativos, es común su localización en poblaciones de alarma. Muchas otras veces detectamos pequeños  frutos en crecimiento con presencia de pliegues y abultamiento característicos a su incremento poblacional; También, localizados en frutos viejos; Indicándose la existencia en otros momentos y épocas durante el año.

Es decir, hay que empezar a muestrear las hojas jóvenes. Generalmente las ramas jóvenes llegan a tener de 10 a 45 y hasta 70 cm de longitud; acompañadas de 10 a 45 hojas jóvenes. Tales ramas pueden localizarse en la copa arbórea superior o alta; copa media; y copa baja e inferior. Sin olvidar su existencia hacia cualquiera de los cuatro puntos cardinales: Aunque, con mayor énfasis desde el este, sur y oeste. Cualquiera de las hojas jóvenes se toman y observan en su envés de preferencia; apoyándonos con una lupa de 10 x 10; de 10 x 20 y hasta de 10 x 30 aumentos. Con las que se puede encontrar cualquier insecto, localizado entre los espacios intervenales; y pegados entre las nervaduras principales y nervaduras secundarias.

Para lo cual debemos anotar sus poblaciones en un cuaderno. Describiendo, caracterizando y registrando cada hecho y acontecimiento encontrado. Estableciendo si detectaron huevecillos, ninfas y adultos. Siendo necesario identificar los distintos  estadios de la plaga.

El Trips se localiza en hojas y en sus pedicelos; Ramas; Brotes; Brácteas axilares y apicales; Y de ser posible migra al volar a nuevos sitios de invasión; Cuando se siente en peligro,  al ser descubierto; O bien,  es amenazado. Aunque, en una rama debemos dirigirnos a la primera hoja ovalada; Localizada en la base de la  misma rama muestreada: puede albergar a cualquiera de las plagas de cuerpo pequeño y blando. Después, podemos dirigir nuestro muestreo a las panículas florales. Y en éstas inicialmente en las flores abiertas para ese día. Sin embargo, podemos dirigir sistemáticamente nuestro muestreo en los distintos niveles de crecimiento de la panícula (2) floral; Es decir, atacando los repollos florales de 3 a 8 cm de altura, o de longitud. Haciéndose acompañar eventualmente con 2 a 3 hojas jóvenes; Las que tenemos que revisar también.

Luego, dirigir el muestreo en las panículas florales abiertas. Hay que recordar que cada raquis principal, contiene 12 a 13 raquis secundarios. Y cada uno de estos  presenta de 13 a 15 sitios dónde emergen 3 a 5 flores. Luego entonces es preciso encontrar 300 flores por cada una de las panículas florales, en que se puede detectar ésta plaga del Trips, como eriófidos.

Al respecto, cuando la mayoría de los técnicos en aguacate  hace un muestreo manual y práctico  de campo, realizan  un golpeteo de 3 a 4 ocasiones, de la panícula floral sobre una tabla conteniendo una, acompañada de un cartoncillo negro y cuadriculado. Superficie dónde quedarán de manera dispersa algunos de los Trips ahí detectados; Comprendiendo varios de sus estadios por supuesto. Además, por alguna otra plaga presentes como: Araña roja, blanca,  fitoseidos, mosquita blanca, alguna chicharrita y gusanos pequeños. De ésta manera proceden a contabilizar principalmente los Trips, mismos que se van registrando en un cuaderno.

No obstante lo anterior, su servidor el M.C. HELADIO SANTACRUZ ULIBARRI, en campo hemos realizado de manera sistemática lo siguiente: Al observar una panícula floral abierta, cortamos a azar por lo menos 5 a 6 flores cerradas, pero que tengan la forma redonda (recién fecundadas): se abren colocando la uña del pulgar izquierdo entre la base y la mitad de cada una de las flores descritas; Presionándose horizontalmente y dejando exponer la flor totalmente. Permitiendo ver en su interior las poblaciones habitantes y existentes del Trips. Lo mismo puede realizarse en flores canelosas(2) recién cuajadas; Además, en frutitos cabeza de cerillo (cuajados obviamente) también, en los propios raquis florales. Y en cada evento registrándose las poblaciones existentes.

Posteriormente, me dirijo a buscar y localizar el Trips en los frutos tiernos, desde aquéllos cabeza de cerillo, canica, aceituna y tamaño huevo; ya que son totalmente susceptibles a ésta plaga. Generalmente me dirijo a los frutitos tamaño cabeza de cerillo, debido a que en 1980 en compañía con el ING CELESTINO MORÁN VÉLEZ se localizó  causando aborto de frutos de aguacate, en el huerto La alberca,  propiedad de los señores Bautista en toreo el alto. Municipio de Uruapan Mich. Y eso que en aquéllos tiempos aún se aplicaba parathion etílico al 50%; O bien, e-605. Formula comercial que eliminaba todo tipo de plagas en aguacate. Sin embargo, a principios y mediados de los 80´s que inició substancialmente el cambio climático; Para no tolerar incluso la radiación solar ni por 5 minutos al intemperie; Empezamos a observar una resistencia de las plagas a los nuevos plaguicidas. Incluso, su servidor vuelve a tener poblaciones elevadas del Trips en frutos tamaño canica, aceituna y huevo; A nivel base del pedúnculo; También, por la cara interna del fruto dirigida al tallo; O bien, en la región apical; Acontecido para huertas en el copal en el municipio de Ziracuaretiro.

También, otro momento que nos provocó alarma resultó para 1995 en huertas de aguacate de Choro municipio de Salvador Escalente Mich; al registrarse en un huerto entre 60 a 100 Trips por cada fruto tamaño huevo; Que al término de 15 a 21 días por  contener dichas poblaciones, se presentó en el huerto un 70 a 90 % de roña, prácticamente en la totalidad de la fruta. Esto durante los meses de marzo a abril. Creemos sucedió por no utilizar la molécula química eficaz de control; Realizándose la aspersión a destiempo; Y con un inadecuado cubrimiento principalmente.

Cabe señalar que las poblaciones epifíticas del Trips son inminentes para cualquier zona aguacatera de la entidad michoacana, durante los meses de marzo a junio principalmente. Sin embargo, se encuentra ahora de octubre a diciembre en la floración loca y aventajada, localiza en distintos sitios en que cultiva aguacate de México, y a nivel mundial, como acontece en la república de Chile, Centroamérica y  Estados Unidos por citar.

Aunque,  el Trips desarrolla bien e incrementa sus poblaciones substancialmente al término del período de lluvias de septiembre a diciembre atacando al flujo vegetativo y flujo floral. Durante el período invernal es común encontrarlo en el flujo floral y flujo vegetativo. Durante la primavera pasa del floral y vegetativo, al crecimiento de la futa; Sobre todo entre los 1200 al 1900 m.a.s.n.m.

Referente a los huertos localizados entre los 2000 a 2400 m.a.s.n.m. El Trips se destaca principalmente entre los meses de julio a octubre, y de marzo a julio principalmente; Es decir, prácticamente durante todo el año para esta segunda altura. Puesto que para zonas bajas la diferencia existe en que el Trips reduce sus poblaciones de hojas jóvenes y flores al finalizar la primavera y al principio del verano; También, ahora lo encontramos en los frutos en etapa de crecimiento. Y es cuando se dispara substancialmente el ataque en frutos, al ocasionar la roña de la fruta. 

Sin embargo, no todo ocurre fidedignamente como lo descrito con anterioridad, ya quedó obsoleto. En nuestra actualidad, para los tiempos modernos, los diagnósticos de plagas y enfermedades en el humano están reservados a una serie de análisis  de muestras clínicas. Lo mismo debe acontecer para el caso de los Trips y demás plagas y enfermedades de los cultivos de referencia. Debemos dirigir estudios de análisis de muestras de órganos y tejidos, mediante técnicas y metodologías verdaderamente cualitativas y cuantitativas, en la observancia mediante el uso de la microscopía por el momento. Para que, de manera numérica profundicemos de lo que está ocurriendo indistintamente en nuestros cultivos. Para realizar diagnósticos apegados a nuestras realidades; tenemos que actualizarnos. Sin ser tan ofensivos en emplear las técnicas de biología molecular utilizada en otras ramas de la biología de las especies.

Desde 1985 a 1987, nos dimos a la tarea  de estar monitoreando las poblaciones del Trips y eriófidos;  con un enfoque distinto hasta lo hoy descrito. Es decir, estuvimos muestreando poblaciones de eriófidos en cada tipo de órganos, en panículas florales del mango de iguala guerrero y del valle de Apatzingán, Michoacán; para aquella ocasión localizamos únicamente 5 eriófidos por panícula floral del mango en el valle de Apatzingán; Sin embargo, en el año 1984 en iguala guerrero. Para el mismo frutal en 1987 nos dio más de 500 eriófidos por panículas florales. Más tarde en 1987, en hojas jóvenes y viejas de aguacate, se detectaron 500 Trips en hojas de aguacate, asociada con la presencia de ataque de sarna fina en los frutos de aguacate tamaño canica y aceituna. Esto para la huerta del señor LUIS CUADRA en Cutzato, municipio de San Juan Nuevo. Así mismo, hoy día hemos localizado 7000 eriófidos por hoja sazona en arboles de aguacate en Tingambato, Michoacán. También, para el caso de Trips, se localizaron 7 a 15 Trips por hoja jóven, acompañadas por lesiones en zig-zac(3 ZIG-ZAG) en el envés de las hojas; ocasionando defoliación. En las flores se encontraron en promedio de 12 a 25 Trips por flor, esto durante los meses de septiembre a octubre. De ahí nos dio la pauta para considerar el presente tipo de metodología en el muestreo de esta plaga, como de eriófidos y araña roja. Lo cual se llevó a cabo en diferentes tesis de investigación: Trips y eriófidos (Torres Y Millares); Hugo Y Luis, “FLUCTUACIÓN POBLACIONAL DE FITOSEIDOS EN AGUACATE Y ZARZAMORA; Y ERIÓFIDOS EN ZARZAMORA, EN LOS REYES MICHOACÁN”, Edgar Y Luis David, “CONTROL QUÍMICO Y ORGÁNICO DE ARAÑA ROJA (Oligonychus punicae Hirst) EN AGUACATE (Persea americana Mill) EN SANTIAGO TANGAMANDAPIO, MICHOACÁN”

Del año 2000 a nuestros días hemos estado utilizando la presente metodología de muestreo, tanto para localizar a Trips, eriófidos y arañas rojas para distintos municipios y localidades. Recientemente, entre el mes de octubre a diciembre del 2014. Y del mes de enero al mes de mayo del 2015. Se han localizado poblaciones sorprendentes de las mismas plagas ya descritas ante lo cual, se recomienda hacer cambios substanciales en nuestra cultura de trabajo. Es decir, cambiar radicalmente nuestras formas cualitativas, hacia formas cuantitativas de observación. De hacer censos verdaderamente; y no únicamente monitorios parciales poblacionales.

La técnica de colecta y procesamiento de órganos y tejidos se describe a continuación.

  1. Llegar al árbol de muestreo.
  2. Conocer directamente presencia o ausencia de la plaga Trips en cuestión; En hojas, flores y frutos para descartar o aceptar la presencia de la plaga.
  3. En una bolsa de hule de poli-papel conteniendo agua, se introducen tres brotes vegetativos; Esto mismo se realiza para distintos órganos y tejidos por separado; es decir, 3 panículas florales; 3 panículas florales acompañadas por frutos tamaño cerillo; Tres repollos florales acompañados con hojas nuevas; Tres frutos tamaño canica o aceituna; Tres frutos tamaño huevo. Acompañados cada uno con sus datos de identidad. Todo este material se transporta al laboratorio.
  4. En laboratorio es procesada individualmente cada muestra de tejidos se lava nuevamente y filtra por el tamíz; Esto durante 3 veces.
  5. Al terminar, se disminuye el volumen de agua en el tamíz, dejando alrededor de 5 a 8 cc o ml. Por cada alícuota (contador) de vidrio y colocada está en el microscopio biológico o compuesto.
  6. Para ser observadas con el objetivo 10x por 10x del ocular, da un aumento de 100. Como dicha alícuota está marcada con líneas longitudinales y transversales, esto sirve de guía y facilita la contabilidad o censo poblacional total de cada muestra.
  7. Esto mismo se ha practicado durante cada mes; Y nos ha permitido evaluar el incremento y decremento poblacional de estas plagas después de una aplicación dirigida con el método químico de control; y simplemente, todo lo contrario de no control por la molécula ineficaz para tal finalidad.

Estaremos preocupándonos por sacar periódicamente algunas notas de interés para incrementar tu acervo científico en el conocimiento de las plagas y enfermedades entre otros factores, estamos a tus órdenes para cualquier duda o aclaración en línea por medio de esta página tus amigos M.C. HELADIO SANTACRUZ ULIBARRI, AL CEL: 452-11-466-96. O BIEN CORREO ELECTRÓNICO: santacruzuliubarry58@hotmail.com. EL PRESENTE ESCRITO AUNQUE SE REALIZÓ EN EL AÑO 2014-2015, AÚN SIGUE VIGENTE Y QUEDA A LA DISPOSICIÓN DE TODO EL PÚBLICO EN GENERAL. SIMPLEMENTE CONSERVANDO LOS DERECHOS DEL AUTOR. GRACIAS, POR LA OPORTUNIDAD QUE NOS BRINDAS PARA ESTAR CONTIGO SINCERAMENTE.

¿Necesitas ayuda? Contactanos

Para cualquier pregunta, escribenos en

santacruzulibarry58@hotmail.com o llama al

452 114 6696 con M.C Heladio Santacruz Ulibarri

022032051 041