Los drones poco a poco han ido incursionando en la agricultura desde cultivos como el maíz hasta arboles de frutos, estos drones cuentan con cámaras espectrales que pueden determinar la hidratación de estos cultivos por tanto dar alarma en caso de que una zona sembrada tenga peligro de deshidratación en los cultivos que la componen.