PODA PARA ARBOLES DE AGUACATE

RESPONSABLE: M.C. HELADIO SANTACRUZ ULIBARRI

Director de Insumos Bionaturales para la Agricultura Orgánica (IBA)

Profesor Facultad de Agrobiología

“Presidente Juárez” UMSNH”

Cualquier aclaración o duda comunicarse a los teléfonos: 452-5194030 y 452-1146696. Calle Mártires de Uruapan # 6 COL. La Magdalena, Uruapan, Michoacán C.P.60080. NOTA: QUEDA PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL DEL PRESENTE DOCUMENTO, SIN AUTORIZACIÓN DE INSUMOS BIONATURALES PARA LA AGRICULTURA ORGÁNICA.

M.C. Heladio Santacruz Ulibarri.

Director, Insumos Bionaturales para la Agricultura Organica

Introducción:

El árbol de aguacate tiene crecimiento indeterminado, libre, en cualquier sistema de plantación; con 8 a 12 metros de altura; siendo altamente productivo; aunque resulta incosteable en fertilizaciones, manejo de aspersiones fitosanitarias y las cosechas. Mayormente al incrementar la densidad poblacional,  de 6x6 7x7, y 8x8  en tresbolillo;

Abusos en los sistemas de plantación provocan entrecopamiento de  ramas del mismo árbol y entre líneas de árboles vecinos. Mismas que buscan espacio para crecer; necesitan luz y  temperatura; de lo contrario  la cutícula (corteza) de la fruta es susceptible al rozamiento por la falta de dureza. Existe falta de madurez fisiológica. Y son susceptibles al ataque de plagas como: trips, mosquita blanca, gusano telarañero y minador de la hoja. Como enfermedades: antracnosis, anillamiento del pedúnculo del fruto y roña del aguacate entre otros.

Encontramos  plantaciónes densas  7X5, 6x4, 4x3 y hasta 1.52 metros de distancia entre arboles; provocando otra dinámica y perspectivas de prácticas de cultivo; como metas y objetivos de producción.

La poda en  aguacate mejora el crecimiento y desarrollo del fruto y no es el  simple antojo de podar; y por moda.

Hay que apoyarnos en conocimientos básicos de poda, respecto a metas y objetivos planteados. Experimentando y ensayando en huertos. Dominando la práctica de poda, con metas firmes. Y alcances, hasta donde queremos llegar.

Son pocos los productores y técnicos conscientes de practicar podas en aguacate; la mayoría las consideran inútiles; dicen que al podar dejan de ganar.

Existen productores que podan para evitar alternancia (reposo); se romper la dormancia apical; incrementa el periodo de floración; mejorar  cuaje y fructificación; y dan crecimiento homogéneo de la fruta con un 10 a 22%; mejora la calidad de la fruta de mercado nacional y de exportación; tiene mejor  resistencia al sobremanipuleo  fruta en el corte;  y mejora el precio de venta.

Mejora el comportamiento fenológico del árbol (adelanto la floración y crecimiento). Se gasta menos volumen de agua en las aspersiones foliares; dando un mejor cubrimiento de las mismas para el control de  plagas y enfermedades que atacan y perjudican al frutal.

Con las podas podemos logra el rejuvenecimiento de árboles viejos (no productivos). Así mismo se eliminan ramas infectadas por las plagas y enfermedades. Al podar ramas bajas se facilitan las prácticas de fertilización; estercolización, riegos y eliminación de malezas.

 

DIFERENTES TIPOS DE PODAS.

ELIMINACIÓN DEL LIDER CENTRAL.

Se corta la rama del centro del árbol; consecuentemente todas las ramas del interior son productivas al primero y al segundo año; además, favorece el crecimiento y calidad de la fruta.

Practicarla en árboles de 8 a 28 años de edad; NOTA: después de la cosecha deben eliminarse “chupones” superiores. 

PODA DE LÍDERES MULTIPLES.

Ramas externas de la copa arbórea; crecen en longitud, compitiendo en espacio y luz, reduciendo la producción de ramas laterales y más bajas.

Deben  podarse ramas de 1 a 2.5 metros de su extremo superior hasta su base; O bien, a mitad de la rama principal, dejando 4 a 7 ramas secundarias productivas por debajo del sitio o zona podada. Promueven redondez de la copa arbórea. Su respuesta se refleja inmediatamente en el nuevo ciclo de fructificación.

VENTANEO.

Se eliminan ramas verticales en cada  punto cardinal; En ramas de 45 a 60° de inclinación del eje principal. Al “raz”, para practicar “hoyos” en la parte superior de la copa arbórea; Esto cuando el follaje es demasiado denso; y bloquea el crecimiento y desarrollo de la fruta.

Esta poda se realiza después de la cosecha y 3 meses previos a la floración.

DESCOPETAMIENTO.

Poda horizontal  ( “soldado razo”),

Se elimina una cuarta parte; o bien, el tercio superior de la copa arbórea;  “rapan” los arboles improductivos. Eliminando ramas gruesas y delgadas; dejando el árbol en 5 a 6 metros de la altura.

En la parte inmediata superior al sitio de la herida, queda 3 a 4 ramas productivas; el incremento de la productividad se notará entre los 2 a 3 años subsecuentes.

Necesario pintar el lomo de estas ramas para que no se quemen con el sol. Practicarse después de la cosecha y cada 5 años. Eliminar los chupones superiores, para evitar su liderazgo posterior.

PODA EN GAJOS.

Estas podas se realiza desde arriba hacia abajo quedando el aspecto de “gajos”.

Mejora la uniformidad de calibres en la fruta; buen color verde y con resistencia al rozamiento de la fruta.

Practicada en arboles de 6 a 12 años de edad, después de la cosecha;

Consiste en eliminar la rama central (líder central); posteriormente se podan aquellas ramas terciarias que se cruzan entre dos ramas gruesas. que crecen lateralmente y buscan espacio y luz.

PODA PAULATINA.

Consiste en eliminar ramas gruesas a 1.8 metros de atura; y se dejan 1 rama orientada hacia el norte; llamadas ramas “tirasavia”; para que permita la brotación rápida de nuevos brotes.

Se realiza en arboles de 18 a 35 o 45 años de edad; en huertas viejas; descuidadas y con falta de producción. En 6 a 12 meses que existe un rejuvenecimiento de estos árboles. Se elimina la rama “tirasavia” después de un año. 

PODA EN SETOS.

Se hace en árboles cuyas distancias de plantación es de 5x7, 6x8 y 4x6 metros; cada 5 años.

La poda en setos es evidente para árboles de 4 a 8 años de edad, porque existe entrecopamiento de ramas; se hace por sectores del huerto; es decir 200 a 400 árboles. O bien, huertos completos. Pueden quedar en cuadrado, rectángulo y piramidal.

El espesor, variará conforme a la densidad de plantación. Es necesario aplicar aspersiones con fungicidas y pintura vinílica posterior a la poda su aplicación para evitar ataques de fitopatógenos y quemaduras por el sol. Este tipo de podas se efectúa  después de la cosecha.

PODA DE RAMAS SECUNDARIAS INTERNAS. 

Son ramas secundarias encontradas del en eje principal, con diámetro de 1 a 3 centímetros;  provocan elevada competencia en el interior de la copa arbórea.

Se cruzan de un lado a otro buscando espacio y luz para crecer; son delgadas para sostener la fruta;  ésta última de consistencia suave en su cutícula, susceptible al ataque de varicela y razonamiento durante el corte.

Estas ramas deben podarse después de la cosecha; o bien tres meses antes de la floración.

 

PODA DE RAMAS BAJAS.

Ramas cercanas a la superficie del suelo, productores y técnicos no están de acuerdo en podar las;  dicen son muy productivas; además, que el árbol pierde mucha humedad del suelo (en huertos sin riego es cierto).

Frutos de estas no son de calidad: son pequeños y débiles; debido a que provienen de ramas débiles; suelen ser dañados por rozamiento de viento y ataque por fitopatógenos del suelo.

Estas ramas bloquean las prácticas de: encalado, fertilización, estercolizado, riego, incorporación de los materiales en el suelo, pintado de tronco o base; y de aplicación de herbicidas y limpia de maleza.

También  Favorecen el cáncer del tallo; y anillamiento del pedúnculo del fruto del aguacate; se aconseja practicar hasta 40 ó 60 centímetros de la superficie del cajete (hacia arriba) de la corona o tallo.

 

PODA DE REJUVECIMIENTO.

Se practica en arboles viejos de 35 a 45 años de edad, en huertas abandonadas e improductivas.

Se realiza por secciones de árboles; es decir, 100, 200 y hasta 400 árboles en conjunto.

No inventar en que una línea sí y la otra no; porque resulta contraproducente al objetivo real.

 El corte de árboles puede quedar a 1.8 de altura. Otras veces a 1.0 ó 1.20 centímetros de altura. O bien, 50 centímetros de altura del tronco principal.

Caso excepcional, algunos productores y técnicos lo han realizado a “ras” de la superficie del suelo; promoviendo brotación del criollo para luego injertar en los brotes nuevos; sin embargo, son atacados por el cáncer del tallo.

Utiliza pintura vinílica para evitar se quemen ramas por efecto del sol. Hacer esta poda después de la cosecha

PODA FITOSANITARIA.

Se hace para eliminar toda aquella rama y tronco del árbol que este dañada por plagas y enfermedades como: barrenador de ramas, escamas, antracnosis, muerte descendente por Verticillium; por tristeza del aguacatero (pudrición de raíz) y hasta por ataque de heladas que secan la copa arbórea de los árboles.

En todos los casos eliminar y quemar perfectamente los órganos podados; proteger las heridas y cortes en el árbol; como pintar con solución de pintura vinílica para evitar el efecto del sol.

Así mismo, El abuso de esta  poda puede traer como consecuencia, su crecimiento vegetativo y ser improductivo. Hay que hacer la poda. Con conocimiento de causa.  

Utilizando técnicas y herramientas de trabajo adecuadas. La combinación de 2 a 3 tipos de podas puede alcanzar resultados más satisfactorios que usar un solo tipo de poda. Conocer los distintos tipos de poda antes meterse a esta actividad. Evitando el desorden, programado y calendarizado. Administrando recursos.

 

 

¿Necesitas ayuda? Contactanos

Para cualquier pregunta, escribenos en

santacruzulibarry58@hotmail.com o llama al

452 114 6696 con M.C Heladio Santacruz Ulibarri

022032051 041